Análisis de Far Cry 5

Te traemos el análisis de Far Cry 5. Ubisoft califica esta nueva entrega como la más grande y personalizable de su saga shooter en mundo abierto.

En esta ocasión nos lleva hasta el condado de Hope, en Montana, para plantar cara a la secta Eden's Gate (Las Puertas del Edén). Tomaremos el papel de un agente que va, junto a un equipo federal, a Hope Country para arreglar un serio problema con una secta religiosa, que ha llegado incluso a hacerse con el control de la población por la fuerza. 

Se trata de un peligroso culto del Día del Juicio Final liderado por Joseph Seed, un auténtico villano en la tradición de otros enemigos legendarios de la saga como Pagan Min o el memorable Vaas Montenegro. Este personaje no se encuentra solo, está acompañado por su ejército de fanáticos, los Heraldos. Proviene de un pequeño pueblo muy al sur de Georgia. Su vida cambió un día cuando escuchó una voz susurrándole, afirmándole que el mundo se dirigía hacia el gran Colapso. Le dio una instrucción clara: "Salva a tantos como puedas. Sin importar si quieren ser salvados o no". Así, comenzó a cultivar a las almas perdidas y a prepararlos para el fin del mundo, dejando en el camino un montón de sangre y cuerpos. 

Mantiene elementos esenciales de entregas anteriores, como un mundo abierto en el que perdernos mientras decidimos avanzar en la historia. La trama no se desarrolla de manera lineal, el mapa se divide en varias regiones, tres para ser más exactos, aunque nosotros decidimos en todo momento qué hacer y dónde ir. En la libertad que tenemos a la hora de hacer lo que queramos, es simple, solo hay que reducir la influencia de la secta en cada una de las zonas, en el orden que te apetezca. No tienes porque quedarte en una zona del mapa que no quieras. Habrá que destruir puestos enemigos, liberar rehenes, entre otras actividades secundarias disponibles que escogeremos sin ningún tipo de presión. El objetivo lo sabemos desde el principio: acabar con Joseph Seed y sus seguidores. Y para llegar a conseguirlo, primero hay que acabar con sus tres hermanos, cada uno encargado de una de estas zonas.

Cada hermano nos mostrará su fanatismo y obsesión por sus creencias de una manera totalmente única. La percepción del entorno se verá afectada por el gozo, una sustancia alucinógena que nos afectará por completo. Esto dará a pie a situaciones en las que jugarán con nuestra mente, provocando un constante tira y afloja con cada uno de los hermanos.

Para ayudarte en esta misión, contaremos con la ayuda de La Resistencia. Formada por multitud de aliados que nos ayudarán en esta lucha. Cuantos más compañeros de armas rescatemos, mayores serán las ventajas con las que contaremos en los asaltos. Así, el apoyo bélico nos puede ser útil de maneras distintas: especialistas a larga distancia, bestias salvajes, incluso vehículos aéreos.

 
A destacar que ha desaparecido el minimapa, el jefe de guionistas del Far Cry, Drew Holmes, ha afirmado que ha sido para que prestemos atención y seamos nosotros mismos los que decidamos. ¡Nosotros sí lo hemos echado en falta!

Con respecto al apartado técnico, gráficamente es espectacular, han construido un mundo agradable a la vista, a pesar de la crueldad de la historia. Esa es la clave de esta nueva entrega: su mundo. Nos han presentado una increíble zona rural de montaña que te deja boquiabierto haciendo gala del HDR.
 
 
El cooperativo es destacable en este Far Cry 5. Podrá ser jugado completamente en el modo historia, salvo el prólogo. ¿Ya estás pensando a quién vas a convencer para que se una en esta aventura?
 

CONCLUSIONES

Sin ninguna duda, un título imprescindible con un gran contenido. Cuenta con gran horas de juego y lugares para explorar. Lo mejor de Far Cry 5 ha sido el carisma de Joseph Seed y su séquito, su impactante trama y como ya lo hemos mencionado, el fantástico y variado mundo abierto que nos han presentado.
 
Como parte negativa mencionamos la falta de un protagonista real, que muestre emociones y nos haga ponernos en su piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *